CABA: el gobierno porteño avanzó con el plan de presencialidad plena en las escuelas sin distanciamiento

Política 17 de agosto de 2021 Por CdA Digital

horacio-rodriguez-larreta-junto-a__acuña_miguel


El Gobierno porteño avanzó hoy con su plan de regreso a la presencialidad en las aulas con la vuelta a las escuelas de la totalidad de alumnos y alumnas de la primaria, en una decisión que fue objetada por los gremios docentes al considerar que se contrapone a las medidas preventivas del Consejo Federal de Educación respecto del distanciamiento físico para evitar contagios de coronavirus.

El retorno a las aulas tuvo como protagonistas a 290.000 estudiantes de nivel primario de 888 escuelas públicas y privadas porteñas como parte de un esquema gradual y de asistencia obligatoria que implementa el Gobierno porteño en el marco de levantamiento de las restricciones adoptadas por la pandemia de coronavirus y que comenzó en el 4 de agosto con los últimos años de la secundaria.

Frente a la ratificación de la decisión de la administración porteña de la presencialidad plena, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) anunció jornadas de protestas entre hoy y el viernes próximo, con clases públicas y abrazos a las escuelas; mientras que el gremio Ademys realizó un paro de actividades este martes y una caravana desde el Ministerio de Salud porteño hacia la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.

"El negacionismo sanitario de Larreta, Quirós y Acuña suprime distanciamiento social para todas las actividades dentro de las escuelas, a su vez no garantiza espacios con ventilación cruzada ni elementos de protección e higiene suficientes. Exigimos la compra de medidores de dióxido de carbono para todas las escuelas de la Ciudad para monitorear la ventilación de las aulas mientras se dictan clases", señaló UTE en un comunicado.

En ese sentido, remarcaron que durante las dos primeras semanas de la aplicación del plan de regreso a la presencialidad total "hubo más de 20 divisiones y grados aislados, con 500 estudiantes y más de 50 docentes en esa situación".

"Mientras tanto, el Gobierno de la Ciudad ignora esos datos y suma la presencialidad total y con comedores abiertos en el nivel primario. Desde la UTE seguimos defendiendo la salud y la vida de la comunidad", señalaron.

Por su parte, el secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, consideró que "hay datos que no acompañan" la decisión del Gobierno porteño de retornar a la presencialidad, al ratificar el paro de actividades que realizó esa organización gremial

“Que no haya distanciamiento entre los alumnos es muy grave, no hay ningún estudio científico que avale que ya no es necesario mantener el distanciamiento", afirmó Adaro en declaraciones para El Destape.

El rechazo de los sindicatos hace hincapié en la decisión de Horacio Rodríguez Larreta respecto de la presencialidad total en las escuelas luego del receso invernal con un nuevo protocolo que convirtió al aula en burbujas sanitarias y dejó sin efecto la medida que establecía que eran conformadas por grupos de menos cantidad de estudiantes.

Así, eliminó el requisito del distanciamiento social de 1,5 metros que formaba parte de las medidas preventivas para evitar contagios de Covid-19 y contradice la Guía del Consejo Federal de Educación con recomendaciones para "habitar la escuela".

El documento de alcance nacional establece como los cuatro pilares del cuidado frente al coronavirus el uso correcto de barbijo, la ventilación de ambientes, el lavado de manos y el distanciamiento físico entre los estudiantes de 1,5 metros.

En declaraciones radiales, Rodríguez Larreta reafirmó la medida del regreso a las aulas de la totalidad de los alumnos, que se completará en la semana que viene con la incorporación al esquema de los niños y niñas que asisten al nivel inicial.

"Los chicos tienen que estar en el aula lo más posible, lo que se perdió el año pasado fue terrible y por eso dimos la discusión en marzo cuando decían que no se podía volver a la presencialidad y la Corte Suprema y el tiempo nos dio la razón", dijo el alcalde en relación al reclamo que llevó al máximo tribunal para que quede habilitado el retorno a las escuelas.

"Durante este tiempo en la Ciudad los chicos estuvieron en clases, mientras que en la provincia perdieron días, y al mirar el resultado la curva de contagios de la Ciudad es la misma que en provincia", afirmó.

Y concluyó: "Se comprobó lo que decíamos, que los chicos en las aulas se cuidan y no generan mayor contagios que en el resto de la Ciudad".

Por su parte, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, detalló: "Son 290.000 chicos que recuperan su horario de clase completo, como antes de la pandemia, y van a poder encontrarse con todos sus compañeros porque la burbuja pasa a ser el aula completa, con lo cual hay chicos que no se ven hace mas de una año y medio".

Respecto al nuevo protocolo aplicado desde inicios de agosto, Acuña dijo que continuarán las medidas de cuidado tanto afuera como adentro de la escuela.

"Afuera de la escuela, hay seis centros de testeo para docentes, que se van a testear cada 15 días en forma preventiva, dos específicos para estudiantes a partir de seis años, para que las familias puedan testear a los chicos y descartar que sean asintomáticos", recordó la ministra porteña. (F/AT)


Te puede interesar