Palazzo solicitó la inmediata intervención del Central para frenar cierre de locales del Supervielle

Economía 20 de julio de 2021 Por CdA Digital

Banco Central


La Asociación Bancaria (AB) ratificó el estado de movilización en rechazo del cierre de locales, la pérdida de fuentes de trabajo y "la política de retiros forzados o encubiertos" del Grupo Supervielle, y denunció a sus directivos en una carta dirigida al titular del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, informó el dirigente sindical Eduardo Berrozpe.

El titular de la Bancaria, Sergio Palazzo, envió con su firma una carta a Pesce y denunció a los directivos del Grupo Supervielle por ejecutar de forma progresiva "el cierre de sucursales en todo el país, lo que afecta el cumplimiento del protocolo Covid-19, la atención al público y los puestos laborales a partir de despidos encubiertos, lo que se contrapone con la política de empleo y los decretos del presidente Alberto Fernández".

Berrozpe, secretario de Prensa del sindicato, informó hoy que el gremio sostuvo en la carta dirigida al funcionario que "el Supervielle solicitó al Central la posibilidad de fusionar 7 sucursales -"es decir, de cerrar otras tantas"- en Lanús, San Justo, San Rafael, San Luis, La Plata, Mar del Plata y Mendoza, y añadió que esos locales a fusionar ya "cerraron sus salones de atención al público", lo que perjudicó a empleados y jubilados.

"Esas sucursales están comprendidas en un grupo de 20 en todo el país y fueron cerradas al público desde el 19 de abril último. Los directivos lo justificaron en la necesidad de garantizar la adecuada atención durante la segunda ola de la pandemia de coronavirus, pero ello redujo la superficie para cumplir el distanciamiento social", señaló.

Palazzo agregó en la misiva a Pesce que esa determinación patronal también "sumó público en exceso a sucursales aledañas, con el consecuente incremento de los incumplimientos del protocolo Covid-19 estipulados para la actividad" bancaria.

En audiencia en la cartera de Trabajo, la Bancaria fue informada que esa medida iba a regir hasta el 21 de mayo último, pero prosiguió en las sucursales cerradas al público con posterioridad a esa fecha, aunque luego se reabrió la atención en solo cuatro.

"Son entonces 16 las sucursales cerradas en estos momentos, lo que elude disposiciones del propio Banco Central, que determinaron que ninguna entidad podrá cerrar locales sin previa conformidad de la autoridad monetaria", puntualizó Palazzo.

A esa situación "se sumó el cierre anterior por fusión de la sucursal 100 de Capital Federal y, a esta altura, ya se afectaron 160 puestos de trabajo, mientras hay quejas y problemas para atender a titulares de asignaciones para la seguridad social", añadió.

El dirigente sindical reclamó en la carta a Pesce su inmediata intervención para revertir "el proceso de cierre de sucursales", ya que configura "un conflicto al que la Bancaria debe responder en representación de los trabajadores afectados", y responsabilizó de forma exclusiva por esa situación a las autoridades del Banco Supervielle S.A.

En su momento, los directivos del Grupo Supervielle habían decidido fijar residencia en Uruguay y fundamentaron la determinación en supuestas condiciones de "alivio fiscal". (F/AT)


Te puede interesar