Gustav Klimt: Un beso de oro

Cultura gral. 20 de diciembre de 2020 Por Fernando Rico - Art. Plástico
Sus obras, cargadas de sensualidad, tienen un estilo pictórico absolutamente ecléctico, cada vez están más cargadas de abstracción y prácticas innovadoras como sus extraños puntos de vista, cortes poco habituales y un valor expresivo de la línea que anuncia el expresionismo posterior.

Gustav-Klimt_20122020

Gustav Klimt (1.862-1.918), el más célebre artista austriaco de esos tiempos y a la vez el más refinado, complejo y hermético. Eran años en los que Viena estaba empezando su decadencia como capital artística mundial, pero Klimt brilló por su estilo entre el Simbolismo y el Art Nouveau.

Sus obras, cargadas de sensualidad, tienen un estilo pictórico absolutamente ecléctico, cada vez están más cargadas de abstracción y prácticas innovadoras como sus extraños puntos de vista, cortes poco habituales y un valor expresivo de la línea que anuncia el expresionismo posterior.


Se formó en Viena, muy interesado en la promoción de las artes decorativas, y se codeó con artistas, arquitectos y artesanos.


gustav-klimt-mujeres-musas-adele-coolmaison-1080x675


Antes de cumplir los 30, Gustav era ya uno de los artistas más prestigiosos de Viena, pero a finales de Siglo entra en la Secesión (el modernismo vienés) muy interesado en todas las disciplinas creativas europeas y muy hostil con el arte académico oficial. Por ello perdería cierta seguridad económica.

Nunca se casó, pero tuvo bastantes hijos, al menos 14. Las mujeres eran musas, amantes y catalizadores del simbolismo del artista. Símbolos de la vida y de la muerte; amenazantes y seductoras al mismo tiempo. En este sentido su obra se calificó de «pornográfica» por su lenguaje abiertamente sexual.


a259d453d98b460df377f571c53e807d


Su pintura es extremadamente ornamental: abunda el oro propio del arte bizantino, los motivos geométricos y la sensualidad con un exquisito equilibrio entre líneas curvas y rectas.

Una de las características que resalta en la obra de Klimt, es el dorado que encontramos en sus obras más conocidas. Y se trata propiamente de oro, lo que se llama "pan de oro".

El pan de oro es una técnica que consiste en aplicar una finísima lámina de ese metal al objeto que se desea decorar, ya sea éste un mueble, una estatuilla, un retablo, una pieza de orfebrería, e incluso superficies arquitectónicas. Klimt asombra con esta técnica aplicada sobre sus telas, y éste pasa a ser un ejemplo clarísimo de por qué decimos que en el modernismo encontramos una abundancia extrema de detalles ornamentales, decorativos.


el-beso-klimtSu obra más famosa es “El beso”, un Óleo de 180 cm por 180 cm, que representa a dos amantes a tamaño natural que están rodeados de oro. Es un ejemplo claro de “Periodo Dorado” de Klimt, inspirado en los mosaicos bizantinos que habían impresionado al artista en su viaje a Rávena.

Los dos amantes se besan entre esa lluvia de oro y una naturaleza que los cubre de arriba a abajo. Flores y plantas proliferan en sus cabezas y a sus pies, evocando que todo terreno es fértil si en él se besan dos apasionados enamorados.

Esta obra es uno de los cuadros más reproducidos de la Historia, habiendo aparecido a lo largo de los años en cientos de soportes diferentes, incluso Austria llegó a acuñar una moneda con la imagen de la obra y de su autor.

Rico -Taller


Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete a nuestras novedades

Te puede interesar