Buenos Aires | La provincia de Buenos Aires ofrece escenarios naturales para practicar deportes náuticos

Gastroturismo 24 de noviembre de 2022 Por CdA Digital
deportes_acuaticos__laguna_de_puan
Imagen ilustrativa

La provincia de Buenos Aires propone un diverso menú con opciones de circuitos para navegar en botes y disfrutar de los deportes náuticos en los espejos de agua que ofrece el territorio bonaerense, como las lagunas Alsina, Cochicó, del Monte y Venado, en el partido de Guaminí, que forman las Encadenadas del Oeste, y están ubicadas a poco más de 500 kilómetros de La Plata, por la RN 205 y la RP 65, en auto o colectivo.

Salir a caminar o pasear en bicicleta son opciones para salir de la rutina, con un aire diferente al cuerpo, y habilita un descanso pleno, ideales para combinar con los deportes náuticos en estos destinos de naturaleza y agroecológicos, además de los productos gastronómicos locales que ponen de relieve sabores y calidad nutricional.

Guaminí pasó de tener cien hectáreas cultivadas sin agroquímicos ni transgénicos en 2014, a cinco mil hectáreas en la actualidad debido a que el municipio reguló la fumigación con tóxicos en las áreas pobladas para implementar este modelo que fomenta el cuidado de la salud y el medio ambiente.

Así también, la isla La Sistina, en medio del espejo lacustre del Monte, propone contemplar uno de los mejores atardeceres de la Provincia, realizar el avistamiento de una gran diversidad de aves, fauna autóctona y exótica; y descubrir la estancia construida en el lugar.

Por otro lado, sobre RN2, las bondades naturales de Chascomús transportan a las personas hacia un estado de relajación y contacto con las emociones primarias.

Su laguna, la más grande de las Encadenadas del Río Salado, con 3.000 hectáreas de superficie, es un elemento distintivo de la ecoregión pampeana, ideal para la pesca de pejerrey y tararira.

El paisaje típico del pastizal y humedales funciona como control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad.

La gran cantidad de vegetación acuática favorece la presencia de una rica avifauna como gallaretas, cisnes de cuello negro, garzas y tantas otras que se alimentan de los peces. (F/AT)


Te puede interesar