Córdoba | Legisladores de UCR afirman que el Gobierno de Córdoba nunca realizó denuncia por la muerte de bebés

Sociedad 24 de agosto de 2022 Por CdA Digital

cordoba_materno_infantil


El bloque de legisladores provinciales de Juntos UCR afirmó hoy que el Ministerio de Salud provincial nunca realizó denuncia alguna ante la justicia por la muerte de bebés, que ocurrieron entre marzo y junio de este año en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo de Córdoba, y agregó que por ese “ocultamiento” los fallecimientos continuaron.

El bloque de legisladores radicales, que integran el espacio de Juntos por el Cambio (JxC), mediante un comunicado, sostuvo que “las irreparables pérdidas de vidas de niños nunca fueron denunciadas como corresponde ante la justicia para iniciar investigaciones y establecer responsabilidades y penas que hubiere lugar”.

Especificaron que, en base aportados por la justicia, la investigación de la muerte de los bebés se inició por “la única denuncia que existe efectuada por un ciudadano y que es lo que motivó investigar”.

También aclararon que la decisión de realizar autopsia de dos de los cinco fallecidos que integran la causa fueron “procedimientos que se siguieron de oficio porque ningún médico quiso firmar los certificados de fallecimiento”, debido a que no contaban con los estudios y causales sobre esas muertes sospechosas.

El 11 de agosto último, cuando tomó estado público el caso, el ministro de Salud provincial Diego Cardozo había dialogado con los medios en rueda de prensa y afirmado que, cuando fallecen dos bebés el 6 de junio “solicitamos la intervención de la Justicia", y que había pedido al fiscal Raúl Garzón, a cargo de la causa, que “proceda a realizar las autopsias” para esclarecer las causas de las muertes.

Al respecto, los legisladores sostuvieron que los funcionarios del Ministerio de Salud, incluido el ministro Cardozo, incurrieron en “incumplimiento de los deberes de funcionario público” porque, según dicen, desde mucho antes “conocían la información de las muertes” porque se había iniciado un sumario administrativo, pero omitieron la denuncia en la justicia, y ahora solicitan que el funcionario concurra a la Legislatura unicameral para dar explicaciones.

En ese contexto dijeron que “la sociedad cordobesa no tolera más muertes, ocultamientos, silenciamientos y mentiras para tapar incompetencia. Faltaron a la verdad una vez más para esquivar sus responsabilidades”, aseveran los legisladores.

Finalmente, manifestaron que las estadísticas en el hospital público neonatal “indican que la mortalidad se duplicó en la primera parte del año. No existe ninguna posibilidad de que los responsables funcionales y políticos no hayan conocido estos datos”, remarcan.

La Justicia está investigando cinco casos sospechosos de ‘muerte intencional’, a partir de nacimientos de bebés sanos y que pocas horas después fallecieron por causas que en principio se desconocían.

El pasado lunes los resultados preliminares de la autopsia de dos bebés nacidos el 6 de junio último, concluyeron en que los decesos ocurrieron por cuadro de "hiperpotasemia” que fue causado por “por exceso de potasio inyectada de manera intencional”, ya que se descartaron otras patologías, error y mala praxis en las muertes.

Mientras tanto, se continúa con el análisis de los documentos como historias clínicas y protocolos.

Esa presunta intencionalidad de inocular a los bebés recién nacidos sustancias tóxicas incompatibles con la vida, es la sospecha que pesa sobre la enfermera Brenda Agüero (27) imputada y detenida el pasado viernes por el delito de “homicidio agravado reiterado por procedimiento insidioso”.

En tanto, la ex directora del Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, Liliana Asís, fue imputada por “omisión de los deberes de funcionario público”, al igual que dos jefas del área Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Morales.

El fiscal Garzón ordenó que Agüero sea sometida a pericias psicológicas y psiquiátricas para luego avanzar con la indagatoria, trámites procesales que se encontraban a la espera que designara representante legal, requisito que se cumplió hoy con la designación del abogado Luis Obregón.

La investigación judicial se conoció el 11 de agosto a partir de denuncias por la muerte de cinco bebés nacidos sanos en el Materno Neonatal Ramón Carrillo de la ciudad de Córdoba, entre marzo y junio pasados.

De acuerdo a los datos oficiales, los fallecimientos de los bebés ocurrieron el 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y dos (decesos) el 6 de junio de este año. (F/AT)


Te puede interesar