Petróleo | Rusia afirmó que el veto europeo a su petróleo tendrá "un impacto negativo para el mercado mundial"

Actualidad - Internacional 01 de junio de 2022 Por CdA Digital

vladimir_putin_petroleo

Rusia aseguró hoy que está tomando medidas para "minimizar" el impacto del embargo al petróleo ruso acordado por la Unión Europea (UE) en represalia por la invasión a Ucrania y alertó que la medida tendrá consecuencias "negativas para el mercado mundial".

"Estas sanciones tendrán un impacto negativo para Europa, para nosotros y para el conjunto del mercado energético mundial. Pero hay una reorientación (de la economía rusa) que nos permitirá minimizar las consecuencias negativas", declaró el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, durante una conferencia de prensa.

Los dirigentes de la UE acordaron el lunes un embargo parcial de las importaciones de petróleo ruso antes de que concluya este año.

El veto excluye el petróleo que llega a Hungría, Eslovaquia y República Checa por el oleoducto Druzhba, por su gran dependencia del petróleo ruso y las dificultades para encontrar alternativas inmediatas.

Bruselas confía así privar a Rusia de una parte de sus ingresos energéticos que le permiten financiar la ofensiva en Ucrania: Moscú recauda 800 millones de euros al día con la venta de petróleo a la UE, detalló la agencia de noticias AFP.

"No podemos seguir financiando la guerra en Ucrania. Esta decisión cumple con ese objetivo", dijo ayer el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire.

Esta medida forma parte del sexto paquete de sanciones europeas, que incluye otras penalidades como la inclusión de nuevos nombres en la lista de personas y entidades cuyos activos en la UE serán congelados y la desconexión del principal banco ruso, Sberbank, y otras dos entidades del sistema de comunicación financiera Swift.

Moscú suele relativizar el impacto de las sanciones occidentales sobre su economía.

Pese al embargo parcial de petróleo, Rusia aún cuenta con las exportaciones de gas a Europa, mucho más importantes que las de crudo.

Estados Unidos elogió ayer la decisión de la UE de reducir las importaciones de petróleo de Rusia, la medida más dura del bloque por la invasión a Ucrania, y pidió esfuerzos a largo plazo para reducir aun más la dependencia de Moscú.

"Aplaudimos los pasos de nuestros aliados y socios europeos para reducir su dependencia del petróleo y el gas natural rusos", dijo el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, y destacó un "amplio apoyo" entre los aliados de Estados Unidos para "cortar la fuerza de la maquinaria de guerra rusa, y ese es el mercado energético". (F/AT)


Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete a nuestras novedades

Te puede interesar