Caso Dalmasso | Empresario acusado por los hijos de Macarrón negó un romance con Dalmasso y apuntó contra el viudo

Local - Policiales 24 de mayo de 2022 Por CdA Digital

empresario Miguel Rohrer_foto, quien fue apuntado como sospechoso por los propios hijos de la víctima y del acusado. Foto_ Ismael Brito


Miguel Rohrer, el empresario mencionado por los hijos de Nora Dalmasso como sospechoso del crimen de su madre, ocurrido en noviembre del 2006 en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, negó hoy en el juicio oral haber mantenido un romance con la víctima y apuntó contra el viudo, al asegurar que mantenía con su esposa una relación "escandalosamente agresiva".

En su testimonio ante el jurado popular y el tribunal técnico de enjuiciamiento, el empresario calificó de "tremendo mentiroso" a Facundo, el hijo del imputado Marcelo Macarrón, por haberlo vinculado al femicidio y respecto al viudo señaló que "no tiene la conciencia limpia".

La declaración de Rohrer fue la única que se llevó a cabo hoy en la vigésima audiencia del debate que se realiza en los tribunales de Río Cuarto, y que tiene a Macarrón (62) como único acusado de haber contratado sicarios para asesinar a su esposa Dalmasso (51).

Según el empresario, el juicio “va eliminando incógnitas y sin dudas cualquier camino va hacia el imputado Macarrón”, de quien dijo que “si tuviera la conciencia limpia no tendría la necesidad de mentir”.

Precisamente el imputado no estuvo presente en la audiencia, ya que permanece desde el domingo internado en un centro asistencial de esa ciudad cordobesa por una dolencia.

Rohrer, quien había sido señalado como sospechoso del crimen por Facundo y Valentina, hijos de Dalmasso y Macarrón, atacó al “clan familiar” por “culpar a personas que nada tienen que ver”, y calificó de “tremendo mentiroso” al hijo menor del matrimonio, al asegurar que merece “el premio al peor hijo que pueda tener Río Cuarto”.

El empresario era una persona muy allegada a la familia de la víctima y, según Facundo Macarrón, "los fiscales nunca lo investigaron".

También, el hoy abogado y funcionario diplomático de la Cancillería argentina había testimoniado que "Rohrer habría tenido una relación" con su madre Nora, incluso que en una oportunidad los vio besándose en el jardín de la casa de la víctima.

El hijo del acusado había agregado que "El Francés" Rohrer había presentado "pruebas demasiadas precisas y muy bien armadas" que lo ubican en Buenos Aires al momento del crimen, aunque había personas amigas de la familia que "lo vieron en Río Cuarto".

Por ello, fue categórico al señalar en el juicio que, con esas pruebas, "Rohrer es quien tendría que estar hoy en el banquillo de los acusados" y no su padre.

Sin embargo, el empresario cerealero que hoy reside en Buenos Aires dijo que todo se trata de una “cortina de humo para cambiar la visión sobre lo que se está enjuiciando”.

El fiscal Julio Rivero le preguntó al testigo si sabe qué tiene que ver Macarrón con la muerte de su esposa, a lo que respondió que cree que “tiene que ver con la división de bienes” porque “es una persona avara”, aunque aclaró que eso lo tiene que determinar el juicio.

También le preguntó por qué Macarrón decía que era su amigo: “Marcelo siempre quiso ser el típico 'figureti'. Por eso decía que era mi amigo, para figurar”.

En otro tramo de su testimonio, que se extendió por tres horas, dijo que Nora era una persona “alegre, activa, que se ocupaba de sus hijos”, y que la relación con Macarrón “no era buena. Era una relación escandalosamente agresiva”.

En ese contexto, recordó que un mes antes del crimen, en una reunión del Rotary Club, “Nora maltrató de una forma muy violenta a Marcelo. Eso de que estaban en una buena relación tampoco es cierto”, afirmó.

Sostuvo también que cuando su nombre comenzó a instalarse en la sociedad como sospechoso del asesinato de Nora contrató peritos para realizarse estudios, y que todos los resultados resultaron incompatibles con las muestras de ADN que se recolectaron en el escenario del crimen.

Luego de escuchar el testimonio de Rohrer, el tribunal pasó a cuarto intermedio hasta el próximo martes a las 9 para seguir receptando pruebas testimoniales y documentales.

Mientras tanto el imputado Macarrón, por segundo día, no participó del debate debido a que continúa su recuperación por una afección cardíaca en un sanatorio de Río Cuarto.

El acusado, de acuerdo con los informes médicos, se encuentra internado desde la tarde del domingo por una "reagudización de patología coronaria preexistente y permanece desde entonces en la unidad de cuidados y monitoreo continuo".

Macarrón es el único imputado en este proceso, quien responde por el delito de "homicidio calificado por el vínculo, por alevosía, y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal", que contempla prisión perpetua.

Según el requerimiento fiscal de elevación a juicio, en fecha que no se puede establecer con exactitud, presumiblemente unos meses antes del 25 de noviembre de 2006, Macarrón, "en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen de su mujer por desavenencias matrimoniales".

Añade que la intención fue de "obtener una ventaja, probablemente política y/o económica" y sostiene que, para eso, "planificó dar muerte a su esposa, Nora Dalmasso". (F/AT)


Te puede interesar