Hollywood: Dean Stockwell murió el domingo a los 85 años, mientras dormía

Cultura - Espectáculo 09 de noviembre de 2021 Por CdA Digital

dean_stockwwell__actor


El actor estadounidense Dean Stockwell, quien comenzó su carrera cinematográfica en la década de 1940, falleció mientras dormía en su rancho de Nuevo México el domingo 7, a la edad de 85 años, luego de una larga carrera en la que fue actor infantil -"El valle de la abnegación", de Tay Garnett, "Leven anclas", de George Sidney- y también actor de culto en títulos como "París, Texas" (1984), de Wim Wenders, o "Terciopelo azul" (1986), de David Lynch.

La noticia fue reproducida este martes por la prensa de Hollywood.

Desde los principios de su carrera actuó tanto en cine como televisión, aunque su único Globo de Oro lo obtuvo en 1990 como secundario por la serie "A través del tiempo", y en dos ocasiones se llevó el premio al mejor actor en Cannes, en galardones que reconocieron a todo el reparto de "Compulsión" (1959), de Richard Fleischer, y "Viaje de un largo día hacia la noche" (1962), de Sidney Lumet.

Nacido en Hollywood en 1936, creció entre Los Ángeles y Nueva York porque su padre era actor y cantante lírico, que trabajó en musicales como "Oklahoma!" o "Carrusel" y dobló la voz del príncipe en la película de Disney "Blancanieves y los siete enanitos".


dean_stockwwell__actor_2


Tras un paso por los escenarios de Broadway junto a su hermano mayor, Guy, Dean tuvo un intenso recorrido ante las cámaras a partir de 1945, que incluyó una participación en "Abbott y Costello en Hollywood", de Sylvan Simon, "Los verdes años" (1946), de Victor Saville, "La luz es para todos" (1947), de Elia Kazan, "El niño del cabello verde" (1948), de Joseph Losey, y "Kim de la India" (1950), también de Saville, junto a Errol Flynn.

El actor no se dejó estar y se inscribió en la Universidad de Berkeley, California, pero la abandonó cansado de sus compañeros de clase; reapareció en el cine ya mayor y a principios de los años 60 se introdujo en la cultura "hippie" junto a amigos como Neil Young y Dennis Hopper.

En los 80 encadenó filmes como "Duna" (1984), de David Lynch, "Vivir y morir en Los Ángeles" (1985), de William Friedkin, la citada "Terciopelo azul", "Jardines de piedra" (1987), "Tucker, el hombre y su sueño" (1988) y "El poder de la justicia" (1997), de Francis Ford Coppola, y "Casada con la mafia" (1988), de Jonathan Demme, por la que fue candidato a un Oscar como actor secundario.

Stockwell siguió trabajando hasta que tuvo un derrame cerebral en 2015. (F/AT)


Te puede interesar