Amnistía llamó a intensificar ayuda para Madagascar, afectada por la hambruna y el cambio climático

Sociedad 27 de octubre de 2021 Por CdA Digital

madagascar_hambruna__amnistia


Amnistía Internacional pidió hoy a los países ricos que intensifiquen la ayuda humanitaria para Madagascar, donde la “crisis climática mundial agravó la sequía” en el sur de la isla y causó una hambruna que llevó a más de un millón de personas al borde de la muerte por inanición.

La organización de derechos humanos señaló que “los países ricos deben incrementar sustancialmente la financiación climática de los países en desarrollo, que incluye indemnizaciones a las comunidades afectadas”.

En su informe publicado este miércoles, titulado “It will be too late to help us once we are dead” (Ya será tarde para ayudarnos cuando hayamos muerto), Amnistía documenta cómo la sequía afecta los derechos humanos de la población del Gran Sur de Madagascar, donde el 91% vive por debajo del umbral de la pobreza.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ambos de la ONU, dijeron en mayo que alrededor de 1,14 millones de personas se enfrentaban a altos niveles de inseguridad alimentaria aguda en el sur y que casi 14.000 estaban en situación de “catástrofe”, el grado más alto de inseguridad alimentaria en una escala de cinco según la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF).

Según la FAO, el 95% de las personas que sufren inseguridad alimentaria aguda en el sur de Madagascar dependen de la agricultura, la ganadería y la pesca.

Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, señaló que “las previsiones actuales sobre el cambio climático indican que las sequías serán más severas y afectarán de manera desproporcionada a la población de países en desarrollo”.

Y agregó: “De cara a las negociaciones de la ONU sobre el clima en la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP16), esto es una advertencia a los dirigentes mundiales para que dejen de remolonear ante la crisis climática”.

Asimismo, Amnistía llamó a todos los dirigentes mundiales que adopten medidas concretas y enérgicas “para recortar colectivamente las emisiones de carbono al menos un 45% respecto a los niveles de 2010 antes de 2030, y llegar a cero emisiones antes de 2050, de acuerdo con los datos científicos”.

Madagascar está entre los países más expuestos al cambio climático y, según datos científicos, esto contribuyó a la subida de las temperaturas y a unas lluvias cada vez más erráticas en el Gran Sur del país, región semiárida donde la cantidad de precipitaciones lleva cinco años consecutivos por debajo de la media.

Sobre este punto, la ONU afirmó que Madagascar está a punto de experimentar la primera hambruna causada por el cambio climático en el mundo.

Aunque no existen datos estadísticos oficiales sobre muertes derivadas de la sequía que comenzó en noviembre de 2020, Amnistía Internacional entrevistó a varias personas del sur del país que denunciaron muertes por hambre en su comunidad.

En relación a la conferencia sobre el clima COP26 que comenzará el próximo domingo, Amnistía Internacional instó a todos los países a comprometerse a cumplir unos objetivos de reducción de las emisiones ambiciosos y compatibles con los derechos humanos para impedir que alcancemos un aumento de la temperatura global de 1,5°C.

También a eliminar progresivamente los combustibles fósiles en lugar de apoyarse en medidas compensatorias que demoran la acción sobre el clima y pueden afectar negativamente a los derechos humanos. (F/AT)


Te puede interesar