Blinken: promete que habrá nuevos vuelos para sacar estadounidenses de Afganistán

Internacional 07 de septiembre de 2021 Por CdA Digital

blinken___usa
JOHANNA GERON / AFP

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció hoy que Estados Unidos espera organizar vuelos chárter adicionales desde Afganistán para las personas que tengan la documentación de viaje necesaria, horas antes de que se abra una nueva ronda de negociaciones con el movimiento talibán en Qatar.

Blinken confirmó que "en las últimas horas" trabajó de manera coordinada con los talibanes para organizar vuelos chárter adicionales y que los islamistas se comprometieron a garantizar el pase libre para las personas "que tengan documentos de viaje correspondientes".

El secretario de Estado precisó que en este momento quedan unos 100 ciudadanos estadounidenses en Afganistán, luego de que varias familias lograran abandonar el país en los últimos días a través de la frontera terrestre, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Blinken, quien se encuentra desde ayer en Doha y cenó anoche con el emir Tamin ben Hamad Al-Thani, expresó su gratitud por el "extraordinario apoyo de Qatar al tránsito de ciudadanos estadounidenses, de los aliados y de afganos en peligro", informó el Departamento de Estado.

El funcionario se reunirá esta noche con Mohammed ben Abderrahman Al-Thani, su homólogo de Qatar, país convertido en interlocutor de los talibanes en Afganistán y uno de los actores esenciales para la reapertura del aeropuerto de la capital afgana.

Luego se reunirá con responsables de Al Udeid, base militar estadounidense instalada en Qatar y en la que están albergados miles de refugiados afganos.

Se trata del primer viaje a la región de altos responsables estadounidenses desde la toma del poder de los talibanes el 15 de agosto, y la partida dos semanas más tarde de los últimos estadounidenses presentes en Kabul.

Los talibanes aseguraron ayer que controlan todo Afganistán, tras afirmar haber capturado el valle del Panjshir, donde el jefe de la resistencia local Ahmad Masud llamó a "levantarse" contra el nuevo régimen.

Además, un comandante talibán llevó hoy a un grupo de periodistas a una base militar estadounidense para mostrarles las condiciones en las que había quedado el lugar tras la partida de Estados Unidos.

"¡Los dejamos irse tranquilamente y mira lo que hicieron!", criticó el comandante talibán Hasnain cerca de Kabul, mostrando un amasijo de vehículos, edificios y municiones destruidos en la que fuera la última base de la CIA en Afganistán, según la agencia de noticias AFP.

El comandante de la "Badri 313", la unidad de élite de los talibanes, invitó a una quincena de periodistas a visitar la antigua base estadounidense Camp Eagle, próxima al aeropuerto de Kabul.

"Lo han destruido todo" antes de irse, "nosotros estábamos allí, alrededor de ellos, durante nueve o 10 días, y esto no paraba de explotar", aseguró el comandante de 35 años, en perfecto inglés, al mostrar un cráter lleno de escombros, rodeado por segmentos de alambre y restos de metal trozados: es lo que queda de un "almacén de municiones".

"Los estadounidenses lo detonaron el 27 de agosto por la noche", explicó.

La enorme explosión se escuchó en todo Kabul e hizo pensar en un nuevo ataque del grupo yihadista Estado Islámico, rival de los talibanes, que un día antes había causado un baño de sangre en el aeropuerto de la capital, con más de 100 muertos.

En decenas de metros a la redonda, hay esparcidos cientos de cartuchos de armas automáticas. Esta munición "todavía las podemos disparar", aseguró.

En todo el complejo, un único edificio continúa indemne: un hangar blanco, con la señal "Snooker Club" y una enorme sala de juego llena de billares, futbolines y dardos.

El resto, casi todo inservible, lamentó Hasnain.

"Necesitamos de todo para reconstruir nuestro país, también armas para garantizar la seguridad. No tenemos suficientes y tendremos que comprarlas en otros países", explicó.

"Decían que querían reconstruir Afganistán y sus equipamientos (...) Esto descubre su verdadero rostro, no dejaron nada", se quejó el comandante. (F/AT)


Te puede interesar